DESMONTANDO LA ESPIRITUALIDAD NEW AGE EN 10 PASOS

Cuando sientes la necesidad de buscar respuesta y entras en el camino del autoconocimiento, a mucha gente le pasa que va entrando en lo que se conoce como el «mundillo de la espiritualidad». Probar diferentes terapias alternativas, participar en talleres, buscar información en libros, vídeos, podcasts, etc.

Hace años eran «cuatro gatos» contados lo que se interesaban por este mundillo. Desde un poco antes del año 2012, hubo una eclosión de gente buscando respuestas, por aquello de las profecías mayas del 2012, la nueva era dorada, etc. Años antes de esa época, no había tanta gente que hablase o que se interesase por estos temas, eras muy «la oveja negra».

Ahora ya está mucho más normalizado hablar de Reiki, meditación, ascensión 5D, ego, etc. Son términos mucho más comunes. Pero en el camino de búsqueda también vas aprendiendo los engaños de la espiritualidad «new age» como se conoce. Transitándola, ves las trampas.

Voy a explicar las trampas que he percibido durante años sobre esta espiritualidad «new age» que ha sido la más popularizada y masificada, de la que vas a encontrar más libros «Best sellers», más gurús YouTubers y un discurso muy masificado.

 

1- Apego a los gurús/maestros

No pasa nada por tener un maestro de cualquier técnica. De hecho, si quieres aprender yoga, reiki, meditación o lo que sea, un profesor te va a dar las herramientas, te va a enseñar y eso es perfecto. El problema viene cuando tanto el maestro como el alumno comienzan a tener una relación de co-dependencia. El maestro en estos casos necesita inflar su ego para tener autoestima a costa de la inseguridad del alumno y en ocasiones, el maestro lo acaba llevando hacia su terreno, a tener que vivir su camino, cuando cada uno tiene su propio camino. Pero en vez de que pase eso, el alumno se acaba mimetizando con el maestro y se crea una relación de manipulación y con mucha jerarquía.

Las herramientas que te ofrece, si te sirven, es para hacerlas tuyas, no para ser un clon del maestro y te aseguro que hay muchos maestros así, que lo que buscan es reconocimiento, seguidores y fans. Las herramientas te facilitan entrar en contacto con TU propio conocimiento y sabiduría.

 

2- Imposición de doctrinas y fórmulas mágicas

Esto también es muy común cuando te encuentras con maestros con poca o cero humildad. Su terapia y su enseñanza es la válida, rechazando y haciendo inferiores otras metodologías. Esto viene más desde el ego del maestro, desde su «yo dictatorial». Es genial que si ves algún ritual, terapia o lo que sea que te parezca «oscuro», que lo expongas y expliques por qué no lo recomiendas, pero es decisión de cada uno lo que toma o deja.

También hay maestros que como fórmulas mágicas te proponen algunos rituales o ciertas «normas» que no es que estén mal pero que por usarlas no vas a ser más especial o iluminarte antes. Como algo tan común en el «new age»: Usar ropa blanca, poner velas o incienso para meditar, rodearte de lámparas de sal, etc. No pasa nada por hacerlo y te puede gustar pero no hace falta caer en la superstición. Si meditas sin vela o sin incienso, no significa que vaya a haber «menos cobertura wifi». O si vas vestido de negro. Al final tantas doctrinas y normas, tanto que rehuyen de las religiones, parecen estar creando otra más, con fieles creyentes.


via GIPHY
 

3- Imponer comidas y hacerte sentir culpable/inferior si no lo cumples

Más de lo mismo. Cuando hay imposición y se usan chantajes emocionales como son la culpa, la escasez de «eres menos si no lo haces, eres inferior, no cumples con lo esperado»… Eso viene de los dogmas y creencias limitantes de la persona que está imponiendo.

Es cierto que no es lo mismo ponerle al cuerpo una comida más sana que una más tóxica, eso es un hecho pero por comer totalmente sano, ser vegano estricto, comer solamente comida fotónica o focalizar lo saludable SOLO a la alimentación, no significa que no te vayas a iluminar. De hecho lo que sale por la boca es más importante que lo que entra, porque lo que entra lo puedes transmutar dentro. Lo que sale ya va fuera de ti. A veces he escuchado a gente muy estricta con ser saludable con la alimentación pero sus pensamientos y acciones no son NADA saludables: Envidias, chantajes, manipulaciones y pensamientos o creencias muy densas.

 

4- «Yo vivo aquí y ahora» pero estás continuamente controlando

Esto me hacen mucha gracia. Coger los típicos eslóganes de «mandamientos new age» y deben pensar que por decir eso, su vida ya es más relajada y «fluyen»… Pero no es lo que dices, sino lo que haces, porque están continuamente en tensión, queriendo controlar todo lo que viene (futuro), intentando apartar lo negativo o esquivarlo, lo que no te gusta, lo que no quieres, sin dejar sentir lo que ya pasó y aún lo llevas en la mochila (pasado).


via GIPHY
Bueno, si así les parece que son más «espirituales», cada uno tiene su proceso y camino. Pero el autoengaño al final tiene sus efectos. A veces se usa la espiritualidad no tanto para ir hacia uno mismo, hacia su autenticidad, sino para huir precisamente de uno mismo, como vía de escape por rechazarse, envuelto eso sí, en palabrería espiritual.

 

5- Dejar fluir para evadir responsabilidades

En esto también es fácil caer. Cuando te das cuenta que desde la mente biológica no tienes el control, te relajas más, pero a veces tanto relax, te hace no pasar a la acción, a materializar el «yo divino».

Y también he visto personas que si han hecho daño a alguien, en vez de reconocerlo, dejan fluir y dejan pasar las cosas porque oye, como fluyo… y no estoy para conflictos, el problema es del otro que se ha quedado estancado en eso que pasó…

O como yo fluyo, es el otro que lo interpretó así…  Y bueno, muchas veces eso es una falta de responsabilidad, una cosa es cómo el otro se tome una situación, pero no todo es interpretación del otro, si haces daño, lo haces.

Sino estás siendo manipulador y no te estás responsabilizando de una acción tuya que afectó a otro u otros.

 

6- Edad del pavo espiritual: Ser más especial que otros

Por esta etapa también es fácil que se pase. Sobre todo al principio de entrar en el «mundillo espiritual» y es una etapa que va ligada normalmente a tener apego por un maestro y a todos los puntos anteriores. Como hay falta de humildad, aún se está «verde», el ego, al que no le has escuchado mucho porque antes de entrar en este autoconomiento sueles estar «pafuera» y más en modo evasión de lo interno, es la etapa con más chulería y falsa autoestima.


via GIPHY
Te crees que eres especial por entrar en el mundillo espiritual, que eres de «los elegidos», también entras de pleno en las velas, el incienso, los rituales, etc. y te crees muy puesto y entendido en el tema. «Soy más espiritual que aquel», «Estoy más conectado que aquel»… En realidad nunca estás desconectado o eres menos espiritual, otra cosa es que seas más consciente que otros de esa conexión o ser espíritu. Lo que varía entre unos y otros sobre este tema no es lo que se es sino la consciencia sobre ello.

Pero sobre todo, te crees que eres más sabio que otros más «dormidos». Y sientes que como eres menos inconsciente que otros y has hallado un camino de autoconocimiento, esto te hace ser diferente.

Suele ser una etapa de paso, aunque hay gente que se queda permanentemente en esa etapa aunque cumplan años.

 

7- Elevarte sin ser terrenal

Esto está muy relacionado con el punto 5. Al final es materializar ese nuevo estado de conciencia que vas recordando, no crear más división dentro de ti.

Es usar el cuerpo como herramienta para vivir lo cósmico que eres en este envase humano. Pero la espiritualidad «new age», he visto que muchas veces distorsiona con esto y acaba reprimiendo al cuerpo, creando una brecha entre lo cósmico y lo terrenal. Y se trata más bien de integrarlo, no de dividir más.

Si solo tuvieses que vivir en «modo vibración» energética, ¿para qué has venido a este planeta donde forma parte el mundo físico y de la materia?


via GIPHY
 

8- Estar en contra de lo material

Este es todo un temazo. Anda que no he hablado con gente sobre esto. Es otra división. Si eres «divino» has de ser escaso, vivir con poco, en contra de la abundancia porque sino eres solo un «humano-ego-materialista». Esta creencia está súper arraigada.

«Mundo material» está vinculado a tener muchas cosas, al dinero, al consumismo, etc. pero «mundo material» es este plano en el que vivimos de la materia física, porque tenemos cuerpos físicos que son materia. Estar reñido con lo material, de entrada ya es estar reñido con tu yo físico, con tu avatar.

Tu conciencia o yo superior, como lo quieras llamar, es pleno, abundante, no le falta nada ni le sobra nada. Pero hay una creencia de que no puedes ser digno de tener dinero o de vivir dignamente si «eres espiritual» porque sino no eres humilde, cuando eso es otro engaño. La conciencia jamás es escasa.

Otra cosa es la avaricia en el mundo de la materia. Porque la avaricia viene de una creencia de escasez, no tener suficiente con nada. Ahí eres pobre aunque seas rico. Pero tienes el derecho humano y divino a vivir dignamente en el mundo de la materia sin tener que vender tu alma o esclavizare por conseguirlo.

 

9- Buscar ser algo que ya eres

Me parece que esta es una de las cosas que más ha distorsionado la espiritualidad «new age». La búsqueda continua de lo que YA ERES. Y esto es agotador.


via GIPHY
Es como estar buscando algo continuamente cuando ya lo eres, como si estás en una habitación y te buscaras a ti, y remueves todo pero no te encuentras porque eres TÚ lo que estás buscando. Acabas totalmente frustrado de buscar y no encontrar, y ahí se produce una montaña rusa de emociones. Es un bucle constante.

No se trata de ser una nueva versión de ti, de tu yo físico, mejorada, sin miedos, sin ciertos traumas, no se trata de iluminar tu ego que es tu cuerpo físico, mental y emocional, se trata de desprogramarte porque la mayor programación que te hace tener una visión distorsionada de lo que eres, es la creencia de que «no soy un ser cósmico». Desprogramarte es desintoxicar tu avatar físico, tu cuerpo mental y emocional. Es darte cuenta de lo que no eres y de lo que sí ya eres, sin necesidad de cambiarte o de ser otra cosa o de luchar por conseguirlo.

 

10- El ego es tu enemigo

Esta es otra de las creencias que te hacen entrar en lucha contigo mismo. Cuando vas tomando consciencia de que no eres solo el avatar y que el observador o conciencia está ahí siempre al mando, puedes comenzar a pensar que tu ego es la piedra en el camino que dificulta el despertar de conciencia, la integración de lo cósmico en la materia y entonces es tu enemigo porque «por su culpa no puedo anclar lo divino». El ego no va por libre, el ego que son los pensamientos, creencias, sentimientos y emociones de este avatar, es dirigido, al igual que en una película, el actor que interpreta un personaje tiene un guión, con una psicología en cada personaje, con unos rasgos y pautas. No va por libre ni es así por casualidad.

Cada ego tiene una función con sus peculiaridades, el ego es parte del juego, sirve para que olvides lo que eres al nacer, y luego juegues a recordar, cada uno con su guión y sus dificultades, y el ego mismo, es el que te reconduce a despertar, ya sea por estar harto de sufrir, por sentir que esto no tiene sentido tal y como lo vivías o de la forma que te haya pasado esa «alarma» de despertar.Y creando más división y peleas con tu ego, solo vas a conseguir que el ego te someta más. La pelea contra el ego nunca te va a traer paz y sin esa paz, no se ancla lo cósmico en el avatar. ¿Te atreves a sentir ser lo que ya eres? Esa es la cuestión…

*Que conste que no estoy criticando el proceso de nadie, cada uno está donde está y todo ello se vive por algo. De hecho, si conozco estos adoctrinamientos del «new age» es porque he caído en muchos de ellos, pero llega un punto en el que ves que por ahí no es, que no funciona, que la conciencia te dice otras cosas… Que el engaño y la trampa te enseña por dónde no… Y entonces empiezas a seguir tu propio hilo… tu camino… Y quizás vuelvas a caer en engaños y trampas, posiblemente, pero cada vez estás más alerta y vuelves otra vez al camino…

¿Te has sentido indentificad@ con algunas de estas creencias anteriores? ¿Hay alguna creencia distorsionada que has tenido que desprogramarte de las que no he nombrado aquí?

 

Muchas gracias por la lectura 🙂

 

 

 

 

Publicado en Despertar de la conciencia y etiquetado , , , .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.