¿QUÉ ESTÁ PASANDO CON LAS MUJERES?

¿Qué está pasando con las mujeres? Esa pregunta la estoy oyendo con frecuencia. Se está viendo mucho movimiento reivindicativo de derechos de las mujeres como “Women´s March” o la iniciativa “Time´s Up” que lucha contra el acoso sexual tras todos los escándalos de acoso que se han destapado en Hollywood.

¿Está emergiendo un nuevo paradigma impulsado por las mujeres? El año 2012 es clave en ésto.

Para comenzar, es importante entender la diferencia entre energía femenina en el más profundo significado de la palabra a lo que hoy se entiende como feminidad (o ser femenina) y feminismo.

 

– Energía femenina

La energía femenina es una cualidad energética, inherente tanto en hombres como mujeres, así como la energía masculina es inherente tanto en mujeres como en hombres. No es una cuestión de género sino que ambas cohabitan en ambos sexos aunque es más común que una mujer tenga más despierta la energía femenina que la masculina y un hombre la masculina que la femenina, no siempre y en todos los casos, pero ya en sí el hecho de la menstruación en mujeres hace que conectes con esa energía femenina.

La energía femenina, se caracteriza por la sensibilidad, el ver más allá de lo lógico, la intuición, está relacionada con la creatividad y la inspiración. Es una energía de cuidado, nutrición, de escucha, de dar, de pasividad en el sentido de ser receptiva, es una energía empática y compasiva. Es una energía sexual enfocada en la expresión del no-hacer. Es sutil y abarca no solo lo tangible sino también lo invisible.

Esta energía está tanto presente en mujeres como en hombres, de hecho, hay hombres que contienen mucha energía femenina y hay mujeres que contienen mucha energía masculina (acción, lograr cosas, proyectos, materializar, tirar de la lógica, control, dar forma a lo abstracto).

 

– Feminidad

El significado que aparece en la RAE sobre feminidad es: “Perteneciente o relativo a la mujer. Propio de la mujer o que posee características atribuidas a ella. Gesto, vestuario femenino. Dicho de un ser: dotado con órganos para ser fecundado.”

Por tanto, la feminidad está relacionado al género, al sexo, no es una cualidad energética inherente a ambos sexos, sino a aspectos de la mujer. Por tanto, toda mujer por su condición de género debería considerarse femenina pero no es así.

¿Por qué?

En las definiciones anteriores sobre feminidad, dice: gesto, vestuario femenino. Por tanto, si una mujer tiene gestos o usa un vestuario que no es típico de mujeres, queda excluida de la feminidad a pesar de nacer con sexo femenino.

Ser femenina se vincula a una actitud, no a una cualidad esencial (energía femenina) que ya somos y no hemos de actuar de alguna forma para conseguir un reconocimiento. Por tanto, la energía femenina no necesita un reconocimiento porque ya somos eso, la feminidad además de ir condicionada por un sexo, hay grados de feminidad siendo mujer (de muy poco femenina a muy femenina), según cánones impuestos que marcan lo que es ser femenina.

El ser femenina se evalúa según un juicio estético, eres más femenina si llevas el pelo largo, si cuidas de tu piel, usas maquillaje, si llevas faldas, ropa ajustada y sexy, colores que son “más propios de una mujer”. También si usas calzado de tacón, si tu forma de hablar y tus gestos son delicados, suaves o sexys.

 

– Feminismo:

El significado que aparece en la RAE sobre feminismo es: “Principio de igualdad de los derechos entre hombres y mujeres. Movimiento que lucha por la realización efectiva en todos los órdenes del feminismo”.

Por tanto, la energía femenina es una cualidad esencial inherente en tod@s, tanto hombres como mujeres, la feminidad se enfoca en la mujer y es un concepto en el que puedes estar incluida o excluida según unos parámetros de actitud, gestos y vestimenta. Y el feminismo es un principio en defensa de la igualdad de derechos y oportunidades entre todos los seres humanos, sean hombres, como mujeres.

 

Como decía antes, el año 2012 es clave en estos cambios y movimientos que actualmente están despegando. Para entender ésto, es importante entender qué significaba esa famosa profecía de los mayas. Se habló del fin del mundo, de una apocalipsis y un montón de historias más en clave de miedo y catastróficas. Es aquel momento y años previos, me metí mucho en entender el conocimiento de los mayas, el significado de su sabiduría y qué suponía todo eso del 2012. A través de dos amigas que habían estudiado a fondo el legado maya, adquirí un montón de conocimientos, y eso que simplemente me adentré en lo más básico porque de verdad, estudiar a los mayas requiere de un máster como poco 😀 En serio, es muy denso todo lo que dejaron y muy interesante. Me preguntaba constantemente como aquella gente con limitados recursos pudieron llegar a esas teorías que siglos después gracias a la ciencia se han corroborado.

Volviendo al 2012, según la información  que obtuve, decían que a finales de ese año coincidiendo con el solsticio de invierno, se producía el final de una era y el comienzo de otra nueva era. No el final del mundo, sino de una era. No voy a entrar a explicar en detalle el cambio de era, aquí en este vídeo si te interesa puedes ver una breve explicación.

Ese cambio de ciclo, era como pasar de invierno a primavera, cada estación tiene unas cualidades específicas, con este cambio de ciclo lo mismo, era el comienzo de un ciclo de luz que traía un gran despertar femenino (de energía femenina).

 

¿Por qué ese despertar femenino?

Porque a través de ese comienzo de ciclo, entramos en un ciclo de luz.

La luz que es la esencia de cada uno  (lo que eres mas allá de tu forma, tu cuerpo y tus emociones), es la unión de energía femenina + energía masculina. Ambas energías cohabitan en ti y a tu servicio.

Si solo usas una energía de las dos o no las tienes equilibradas, vives sin armonía, ya que no hay unidad de las dos energías en ti. Y cuando no hay unidad de dos cosas, hay conflicto. Y el primer conflicto empieza con uno mismo (si algo no lo aceptas en ti, no lo aceptarás en los demás).

En caso de que uses más la energía femenina sin complementar con la masculina:

  • Acabas siendo extremadamente sensible de forma extrema.
  • Cuesta poner límites por dar, dar y dar sin darte a ti y ser extremadamente permisivo con los demás.
  • Eres como una esponja que absorve las emociones de los demás por ser excesivamente paciente y escuchar mucho a otros.
  • Te quedas bloqueada a la hora de pasar a la acción por ausencia de esa fuerza y precisión de energía masculina y probablemente busques que otros cubran eso de ti.
  • Te pierdes en el mundo emocional ya que entras en él de forma fácil, tanto en el tuyo como en el de los demás pero no sabes encontrar soluciones.
  • Eso acaba originando tristeza, decepción, crisis existencial.

 

En caso de que uses más la energía masculina sin complementar con la femenina:

  • Al no encontrar tu “hogar interior” (esa energía femenina), buscas más el reconocimiento en los demás.
  • Se hacen las cosas más por lógica, por reglas, por creencias, por dogmas que por intuición y hace que desconectes de tu instinto propio.
  • Se está muy condicionado por lo externo al haber olvidado esos “patrones propios” y dejas tu poder al mando de lo externo volviéndote competitivo y controlador.
  • Miedo a salirse de lo establecido, a perder el control porque eso da inseguridad, terreno desconocido.
  • Piensan mucho, necesitan tener todo ordenado y son estratégicos. Necesitan proteger por miedo a que algo está mal.

 

La energía femenina ha estado durante muchos siglos reprimida, condenada e infravalorada. No voy a entrar a fondo en demostrar ésto, porque simplemente se ve con algunos ejemplos:

  • En muchas culturas todavía está mal visto expresar tus emociones y que te vean llorar, sobre todo en hombres, y los hombres poseen esa energía femenina.
  • Se considera que una chica “fuerte o dura” ha de ser una tía que ponga sus emociones bajo el colchón y tenga carácter… o que físicamente tenga fuerza, en definitiva, que la vulnerabilidad tanto en hombres como en mujeres se esconda porque eso te hace un sexo débil.
  • Se ha condenado y degradado durante muchos años cualidades femeninas como la compasión, la intuición, la empatía, la creatividad, la conexión con lo invisible, con lo abstracto y ancestral.
  • Se ha tenido mucho miedo a la energía femenina porque es más sutil pero poderosa, porque la energía femenina tiene cualidades muy potentes para la transformación y la unificación de uno mismo. Se degradó hasta tal punto de convertir a la mujer en un objeto sexual valorándola simplemente por la utilidad de su cuerpo.

En la historia, al haber sido rechazada y condenada esa energía femenina, se fue ocultando y auto-reprimiendo aunque se hiciera inconscientemente para poder convivir en un mundo aparentemente con energía masculina predominante, en un des-equilibrio tanto individual a nivel de cada ser humano como a nivel global.

Este despertar de energía femenina es necesario para hallar el equilibrio de ambas. Si no se tiene en cuenta la energía femenina, seguiremos como hasta ahora. Y este despertar de energía femenina, no es solo cosa de mujeres.

Este despertar de energía femenina hace que se estén cayendo estereotipos sobre belleza y feminidad, y se estén marcando unos límites muy claros que antes no se marcaban o se silenciaban:

  • Darse cuenta que la auténtica belleza (mas allá de gustos) no es estar atado a unas normas estéticas impuestas por la sociedad, no es encajar en ningún canon, no es dejar de ser uno mismo para pertenecer a unos patrones superficiales que otros te están imponiendo, es un ejemplo de que la energía femenina ha despertado.
  • Darse cuenta que la auténtica belleza es libertad, es aceptación de uno mismo, entre o no físicamente dentro de unas normas que marcan el límite de lo que es bello y aceptable, es un ejemplo de que la energía femenina ha despertado.
  • Darse cuenta que la belleza y feminidad natural es pura, no necesita normas y es libre, es un ejemplo de que la energía femenina ha despertado.
  • Darse cuenta que la belleza y feminidad natural no tiene nada que demostrar a nadie, ni es una actitud con un propósito. Es una expresión en sí, de lo que eres. Sea más aceptable socialmente o menos. No se filtra bajo unas normas estéticas culturales, es un ejemplo de que la energía femenina ha despertado.
  • El no tolerar más abusos sexuales es un muy necesario ejemplo de que la energía femenina ha despertado.
  • El no tolerar manipulación y chantaje de cualquier tipo para poder acceder un trabajo o poder desempeñar tus pasiones es un ejemplo de que la energía femenina ha despertado.
  • El sentir que merecen los mismos derechos un hombre que una mujer y las mismas oportunidades es un ejemplo de que la energía femenina ha despertado.
  • Permitirte mostrar vulnerabilidad y abrirte a expresarlo sin miedo o incluso con miedo a ser juzgado pero atreverte a mostrarlo es un claro ejemplo de que la energía femenina ha despertado.

 

La sociedad ha marcado unas reglas, pero dentro de cada uno está el poder de decidir qué hace y cómo lo hace. Es responsabilidad de cada uno. Porque la sociedad que tenemos hoy en día es lo que es por lo que hemos creado cada uno individualmente a nivel global. La sociedad somos todos.

Tanto hombres como mujeres han sufrido de auto-supresión de energía femenina y parece que es hora de hacer las paces, pero primero se han de integrar las dos energías en uno mismo porque sin ello, no hay unión en uno y no puede haber unión con los demás.

Si no hay unión propia, es probable que este despertar sirva para radicalizarse hacia los opuestos: el odio hacia los hombres y el odio hacia las mujeres.

No se trata de géneros sino de acciones dañinas que realiza tanto un hombre como una mujer. Pero actualmente, están saliendo a flote muchas acciones realizadas por hombres contra mujeres que son dañinas. Esto no es odio hacia los hombres sino defensa del amor propio y límites ante lo tóxico. Marcar valores de amor propio, sanos, constructivos, respetando y honrando a quien tienes en frente (no ser solo un objeto) es lo que está emergiendo a nivel global al mando de muchas mujeres silenciadas que han vivido estas experiencias y cualquier hombre o mujer que resuene en amor y respeto, apoya y defiende esos valores. No se trata de mujeres contra hombres, sino de sano frente a tóxico. Y de esta forma entre todos co-crear una nueva realidad.

En este vídeo se reúnen varios hombres para explicar de qué forma se negó la energía femenina y pedir perdón por acciones que se hicieron en contra de las mujeres (y contra ellos mismos).

Y en este otro vídeo, son las mujeres las que explican lo tóxico que hicieron a los hombres y pedir perdón acciones que hicieron contra los hombres (y contra ellas mismas).

En mi caso no me puedo quejar demasiado de ser “víctima” de hombres tóxicos, sino al contrario, he tenido y tengo (no todos pero mayormente sí) al lado hombres que tienen valores primarios sanos  y eso incluye su relación con las mujeres. Que saben respetar, cuidar y valorar a las mujeres. Gracias a todos ellos por ese cuidado ♥

En cuanto a toxicidad, he tenido más problemas con mujeres que han jugado sucio por celos, manipulación, y usar las cualidades femeninas como un arma del ego para derribar, tanto en el terreno profesional como en la “amistad”. Gracias igualmente por enseñarme que lo peor que puedes hacer es tapar tu luz porque eso moleste a los demás y hacer eso, no es nada generoso con uno mismo.

Sé una luz para ti mismo, el resto viene solo. Clic para tuitear

Gracias por la lectura 🙂

Publicado en Reflexiones y Creatividad y etiquetado , , .

2 Comentarios

  1. Me ha encantado tu artículo…
    Hace meses que siento esa “revolución” y me encanta… Ya tocaba!
    Coincido también contigo en el tema de la toxicidad… Las mujeres somos las primeras en tener que cambiar conductas hacia otras mujeres… Hay cosas que no se pueden seguir tolerando..
    Cuando se habla de machismo… las peores con diferencia somos nosotras! y las que ponemos obstáculos al resto de mujeres para que lleguen al éxito.. también!
    Desde que te llamen “secretaria” en plan despectivo.. hasta que estés dando un servicio de mantenimiento correctivo.. que estés capacitada para ello y te pidan que le pases con un hombre porque tu por ser mujer.. seguro que no entiendes… (no es ficción, es realidad).
    Y “amigas”… que por celos y demás tienes que ir con cuidado.. no destacar… por que si no.. sus inseguridades te harán la vida imposible…
    En fin.. Hay mucho trabajo que hacer.. pero con ganas, amor y energía positiva.. todo se puede!
    Enhorabuena por tu blog! Te sigo y me encanta lo que haces y cómo redactas.
    Un abrazo.
    Bea

    • Hola Bea! Muchas gracias!
      Estoy de acuerdo en que mujeres contra mujeres es algo tóxico, si se pasara de competir a compartir, otro gallo cantaría…
      Todos esos ejemplos que comentas, me suenan bastante… y al final es eso, ponerle límites a lo tóxico ya venga de hombres o de mujeres, aunque en estos momentos sí están saliendo muchos actos tóxicos de hombres, pero de mujeres, también los hay.
      El primer paso ya se está dando, que es salir a la luz todo eso, así que ya es un gran paso. Me alegra que te guste este blog 🙂 Muchas gracias y un abrazo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.