7 PREGUNTAS Y RESPUESTAS SOBRE EL CONSUMO DE ROPA

Después de haber indagado en el proceso creador y los diferentes tipos de moda respetuosa en el post anterior “¿Te gustaría conocer el trasfondo de la moda?” (si no lo has leído recomiendo que lo hagas ya que va al hilo con este post y se van a repasar ideas de dicho post), aquí voy a auto-cuestionarme algunas preguntas (posiblemente alguno de vosotros se haga también estas preguntas) con el fin de tener unas pautas a la hora de consumir.

 

Síntesis de ideas básicas:

  • Proceso pre-producción: Una creación que parte desde la expresión del creador, nos está contando una historia a la vez que el diseñador pone en práctica sus dones y talentos.
  • Dentro del proceso de producción hay dos partes destacables: los materiales utilizados y la mano de obra.
  • En cuanto al proceso de post-producción, hay que tener en cuenta el embalaje y el envío.

A partir de aquí, me surgen algunas preguntas que voy a tratar de responderme para encontrar una fórmula a la hora de elegir ropa y complementos.

 

Charla/reflexión interna conmigo misma 😀 ⇓

1- Me ha quedado claro que la etiqueta “moda ecológica” y “moda biológica” consiste en generar el menor impacto ambiental posible y por el uso de materiales provenientes del cultivo ecológico. Hay una pregunta que me ha rondado muchas veces, tanto en el sector textil como en otros sectores. Pero voy a focalizar en el sector textil .
¿Puede ser 100% ecológica y/o biológica una prenda?

Mmmm por poder ser si. Pero no es lo habitual ni tampoco me parece que pueda ser comercializada a una escala media-alta.
(Teniendo en cuenta que al decir 100% ecológica lo entiendo como libre 100% de impacto ambiental nocivo. Y proveniente de materiales cultivados 100% de forma ecológica.)

Mi razonamiento es el siguiente:

-Proceso pre-producción: Ya sabemos en qué consiste este proceso gracias al post anterior.
Así pues, si partimos de la esencia más pura, que es la idea, el propósito fundamental del diseñador es expresar algo. Contarnos y compartir una historia.

Materiales a tener en cuenta que se suelen usar en el proceso pre-producción:

  • Lápiz o bolígrafo, goma, carboncillo.
  • Pinturas de colores (acuarela, lápices de madera…).
  • Papel.
  • En caso de que se diseñe por ordenador: ordenador + programa de diseño que se use.
  • Muestras de tejido seleccionado.

*Definir los materiales depende de cada marca, cómo están hechos esos productos, dónde están hechos, etc.

 

-Proceso de producción:

Materiales y herramientas básicas en el proceso de producción:

  • Papel para patrones.
  • Tejidos seleccionados.
  • Máquinas de coser.
  • Utensilios de costura: hilos, tijeras, tizas para marcar, botones, cierres, cremalleras, etc.
  • Etiquetas.

 

-Proceso post-producción:

Materiales y herramientas básicas en el proceso post-producción:

  • Planchas.
  • Etiquetas exteriores (suelen ser de papel).
  • Embalaje (bolsas, cajas, etc).

 

¿Puede ser todo lo que se use en dichos procesos ecológico y/o biológico?

Puede ser, pero es complicado que absolutamente todo cumpla esos requisitos, más que nada por el hecho simplemente de que al realizar un envío de una prenda o de un material que se use en el proceso de producción, ya se está creando impacto medioambiental.

Así que el tema de ser 100% ecológico y/o biológico desde mi punto de vista, es muy complicado que lo cumpla ya que es un proceso amplio y desde el punto 0 al final del proceso, de una forma u otra lo habitual es que genere algún impacto medioambiental.

 

¿Y por qué digo que sí puede ser 100% ecológico en la respuesta de arriba?

Porque hay casos excepcionales en los que si realizan este tipo de producción. Cuando se trata de un trabajo totalmente artesano, se teje el propio tejido que se va a usar para confeccionar la prenda, y ese tejido proviene de plantaciones libres de pesticidas y abonos químicos. Se cose la prenda (en ocasiones incluso a mano sin máquina de coser) y todo el proceso de producción es totalmente manual y libre de impacto ambiental. Pero esto no es lo habitual.

Cuando se nombra una prenda como “ecológica o biológica” lógicamente se define como proveniente de materiales cultivados de forma ecológica y que generan EL MENOR impacto ambiental. El menor, porque ya hemos visto que es prácticamente imposible no generar nada de impacto medioambiental.

Hay que tener en cuenta que en el sistema en el que habitamos, es casi imposible no contaminar pero si es posible contaminar MENOS.

Y no hay que dejar de lado lo humano y social. Porque es tan importante cuidar el medioambiente como cuidar lo humano. Aquí es cuando entra el fenómeno “moda sostenible”. Tener en cuenta que tras un proceso de producción, hay mano de obra que merece un respeto y dignidad.

 

2- Hablando de la mano de obra, ¿es posible de cara al consumidor, que se confeccione en condiciones y sueldo digno sin elevar mucho el precio final de la prenda?

Esto me hace pensar en 20, 25 años atrás. Cuando en España la industria textil era una industria fuerte. Ahora cuando dices que es real y posible confeccionar por ejemplo en España, con algunas personas que he tenido esta charla, me miran como si viniera de la luna… como si fuese una idea disparatada… asumen que la realidad es como es, y ya está… que no se puede hacer nada, que el mundo funciona así, producción en Asia y es lo que hay.

No estoy hablando de siglos atrás, sino de años atrás, cuando había talleres de confección en muchos lugares de España… no han pasado 200 años de eso, yo lo he visto!
Y la ropa era accesible a todo el mundo. No tenías que tener un super nivel económico para poder comprar ropa. No es algo irreal o imposible que existan talleres de confección en este país. Ni por ello la penda ha de incrementar el precio de forma desorbitada. La cuestión es que las marcas que cuidan a los empleados, con sueldos dignos, y ponen a la venta productos accesibles, no son los más ricos de España ni del mundo. Esa es la cuestión. Y tampoco hace 20, 25 o 30 años atrás el consumo era tan rápido. Era más duradero, de calidad y a precios razonables pero no había tantos chollos!

Trabajé para una empresa de ropa que tenía casi 40 tiendas por España. Tenían su fábrica con producción textil en un pueblo de Barcelona. Sus productos eran accesibles para todo tipo de público y eran productos de calidad. Unos leggings de esa marca, me duraron 10 años, con el paso del tiempo algo descoloridos, pero sin un agujero. Lo más caro que podría ser un abrigo, rondaba los ciento y pico euros. Lo más barato que eran camisetas básicas, rondaban los 15 euros. En rebajas eso si, no podían hacer descuentos de 70% porque sino perdían dinero. Lo máximo que podían rebajar era un 40% para no perder dinero. Los jefes de esta empresa, tenían contentos a sus empleados, con sueldos dignos, buen ambiente en general en fábrica y en tiendas, con sus más y sus menos, pero no había un trasfondo de inhumanidad y crueldad. Sino de cuidar a la gente, porque sin esa gente, no estaría donde estaba la empresa. Y ellos lo sabían. Era una empresa grande pero con la raíz de mantener el cuidado y la cercanía, se mantenía ese “formato familiar”.

El miedo como consumidor es que no pueda comprar ropa, que incrementen mucho el precio por ser confeccionado de una forma que se pague más a la mano de obra (sueldo digno y humanidad). Esa es la gran creencia de miedo para que no haya cambios. ¿Ibas desnudo 25 años atrás? ¿No te compraban ropa por no poder pagarla?

 

3- Y si no incrementa tanto el precio con un trasfondo de producción respetuosa y local, ¿cómo puede ser que tantas empresas participen en la producción en Asia (deslocalización) que les proporciona mano de obra barata?

Esto es sencillo. Empezaron aquellas marcas y empresas que daban gran prioridad a enriquecerse sin importar qué… o cómo. Y repito, que por encima de tener a trabajadores contentos (cobrando lo que se merecen por sus horas de trabajo) y quizás de elegir materiales de calidad, la prioridad número 1 era la riqueza material rápida dejando algunos valores de lado y crear una empresa que se expandiera de forma rápida y por todo el mundo.

MODA RÁPIDA: Mano de obra barata, productos de calidad media-baja——-> consumo desenfrenado.

Esto lleva a que son prendas hechas para durar poco, como duran poco, has de consumir a corto plazo, si encima estás condicionado por las tendencias, has de renovar constantemente, más consumo, como el consumidor consume mucho, se demanda a los trabajadores más velocidad, a la hora de producir, de diseñar, de todo el proceso. De ahí también que con un ritmo tan acelerado, se ha visto que algunas de estas marcas, ha copiado diseños idénticos de creadores “desconocidos” porque llevan tal presión creativa, que no fluyen ideas nuevas. El proceso rápido es el pez que se muerde la cola.

Y estas grandes empresas acaban acarreado a otras a seguir el ejemplo. Algunas empresas se fueron siguiendo el “chollo” de crecimiento y riqueza y otras se vieron condicionadas, porque al no haber producción local masificada en este país, muchos talleres de confección tuvieron que cerrar. Los talleres de confección, suelen trabajar para diferentes proveedores y marcas. Si un taller de confección que trabajaba para 10 marcas y 9 de ellas se van a Asia, es insostenible para el taller continuar con 1 marca.

4- Vale, entendido que la moda rápida tiene un proceso y unas finalidades determinadas y no cumple con los patrones de moda sostenible, pero ¿y si me gusta algo que no esté producido en España y esté producido siguiendo el patrón de moda sostenible? ¿O si tengo una marca sostenible española y existe la oportunidad de vender a mercado internacional?

Aquí es donde quiero llegar porque me parece según mis prioridades, la raíz.
Para mi es muy importante fomentar la economía de los dones y talentos, me refiero a consumir productos de creadores que hacen lo que hacen porque es su pasión, y lo que hacen es la expresión del talento que tengan. Por tanto, su motor a la hora de negocio, y su prioridad número 1 no es la riqueza material rápida sin valores y la expansión rápida, sino el expresar y hacer lo que les apasiona.

No significa que no puedan enriquecerse ni expandirse, por supuesto, pero no son su punto de partida estos dos valores (riqueza sin importar qué y expansión sin importar qué), sino la pasión y expresión que llevan a la riqueza importando cómo y la expansión importando cómo.

Cuando algo está hecho de corazón, (normalmente) de forma innata buscas calidad, buscas cuidado, buscas que todo el proceso sea respetuoso y coherente. Por tanto, el dedicarte a lo que te apasiona, hace que tengas unos valores más cuidadosos.

Fomentar la economía de los dones y talentos es beneficioso tanto para el creador como para el comprador. Uno gana al vivir de su pasión y otro lleva ropa de forma consciente, que le sirve de forma para expresar su estilo y son prendas con un trasfondo más “sano”.

Teniendo en cuenta que al crear desde tu pasión, sale (normalmente) de forma innata un proceso más respetuoso en medida a lo posible, para mi es fundamental apoyar este tipo de creaciones. En el caso de que una marca, un diseñado, creador tenga las puertas abiertas para vender de forma internacional, lo comparto totalmente. Al igual que un diseñador internacional con estos valores pueda acceder al mercado español.

Fomentando la economía de los dones y talentos, se apoya y se economiza el trabajar de tu pasión. Clic para tuitear

Cuando trabajas en algo que te apasiona, por lo menos en la parte profesional, te sientes pleno y feliz… entusiasmado… y lo profesional es una gran parte de cada uno, ocupas muchas horas del día… no es lo mismo acabar un día, una semana, un mes, un año, en un trabajo que te desmotiva y te frustra que en un trabajo que te apasiona. Es generar vitalidad y salud. Y potenciando esta economía de los dones y talentos, aportas la posibilidad de crecer a negocios que están formados por personas que disfrutan con lo que hacen. Es una forma muy práctica de co-crear felicidad y plenitud laboral.

 

5- Ya pero…¿no es más práctico y beneficioso apoyar solamente lo local o los negocios próximos a mi zona?

Depende. Si un negocio próximo a tu zona está fomentando las marcas que tienen como prioridad número 1 el enriquecimiento y la expansión sin tener en cuenta los derechos humanos laborales, medioambientales, la calidad, la pasión por lo que hacen, la moda como medio de expresión, etc. según mi visión, aunque sea una tienda que está en tu calle, no es beneficioso de cara al cuidado humano-ambiental ni al crecimiento del fenómeno “moda como medio de expresión”.

Podrás conocer quizás al dueño, y querrás apoyar su negocio al comprar ahí con la mejor intención pero estaréis fomentando el fast fashion, uno como consumidor y el dueño del negocio como “embajador” de dichas marcas. Y no pasa nada, no se trata de criticar al propietario de un negocio, cada uno compra lo que quiere, pero si hablamos de moda sostenible, se ha de tener en cuenta que:

Comercio de proximidad no es sinónimo de moda sostenible. Clic para tuitear

Por tanto, para mi es beneficioso fomentar la economía de los dones y talentos. Si esto emerge cerca de tu zona, mejor que mejor. Para qué ir a buscar algo que tienes al lado a otro país, pero no excluyo que si en otro país una prenda, complemento o lo que sea, te resuena, sientes admiración por ello, viene de un creador que comparte su pasión, con cuidado, con amor por lo que hace, con un trabajo humano y digno, y no lo encuentras aquí, me parece genial fomentar ese tipo de mercado. Al igual que lo creado aquí con esta filosofía de producción, pueda expandirse por otros países.

 

6- Pero ésto genera impacto medioambiental, las marcas españolas sostenibles o éticas cuando quieren vender a otros países, o cuando compras algo por internet o en tienda, que viene de diseñadores éticos internacionales…

Ésto genera impacto medioambiental, el importar-exportar, por eso en esta sociedad no se puede etiquetar como que algo es 100% ecológico o biológico. Porque por pequeño que sea, algo contamina. En un proceso tan amplio como el textil, la contaminación que puede generar el importar y exportar prendas de marcas con un proceso de producción cuidadoso que quieren abrirse camino internacional, me parece mínimo comparado al impacto que hay detrás de la producción cuando se hace con des-localización (por ejemplo, la producción en Asia).

¿Qué impacta más al medioambiente?

Ésto:

Una marca por ejemplo española que produce en talleres de aquí, con materiales a poder ser cuidadosos, con calidad (dura tiempo la prenda), con una historia de fondo tras la prenda (creador expresando algo) abriéndose camino en el mercado internacional.

O ésto:

Una marca por ejemplo española que produce en Asia con materiales de calidad media-baja (dura poco tiempo la prenda) con la historia de fondo de producir más rápido para vender más rápido trayendo ese producto de Asia a España y generalmente al mercado internacional.

 

Bueno empezando por la calidad, lo que poco dura, se convierte en basura.
Lo que poco dura, se ha de renovar más a menudo.
Lo que se hace sin pasión, no fomenta los dones y talentos, sino que fomenta la supervivencia-riqueza como pilar fundamental.

Así que una marca ética sea de donde sea, que se quiere abrir mercado internacional, teniendo la accesibilidad y libertad de poder hacerlo, lo veo como una oportunidad de hacer crecer la moda con valores que viene de expresar algo (contarnos una historia) ——> Economía de los dones y talentos.

En el sector textil donde hay tantas ramificaciones y pasa por tantas manos (diseño, producción, embalaje, transporte, tiendas, consumidor) al apuntar directamente a la raíz ——–> apoyar al creador/emprendedor/empresa/marca que canaliza su pasión en profesión y de forma innata (normalmente) suele ser con la mayor ética posible, me parece la forma de hacer crecer y colaborar con una moda respetuosa.

 

7- ¿Una prenda hecha en España tiene más calidad que una hecha en Asia?

Alguien cercano me explicó que pidió varios presupuestos a proveedores chinos de un tipo de producto que esa persona hacía. Le hicieron un pedido muy grande y él no podía hacerse cargo de todo el pedido. Según me dijo, le ofrecieron diferentes tipos de calidad y ese producto en calidad media-alta, no salía tan económico, más o menos lo que cuesta aquí. Me dijo que había poca diferencia y además, había que contar en transporte. Así que no le salía rentable si quería ese tipo de calidad.

No soy una experta en ésto, no he estado en Asia pero me hace pensar que hay diferentes tipos de calidad de producto y mucho de lo que viene aquí, es de calidad media-baja. Sino sólo hay que echar una ojeada por las típicas tiendas de chinos… no son conocidas por su gran calidad.
Luego están las tiendas tan conocidas de Inditex, H&M, Primark, etc. que varía entre una y otra en calidad, también en precio. Zara es más caro que Primark, por ejemplo.

Por otro lado, puede haber algo hecho en España que provenga de materiales de baja calidad (producidos aquí o no). Lo habitual es que lo que está hecho aquí se suele usar material con más calidad. Un ejemplo es el calzado. Mucho calzado “Made in Spain” que se produce en la zona de levante tiene calidad, es cómodo y duradero. Pruebas unos zapatos de una tienda china y no dan el mismo resultado.

Lo que está claro es que la calidad tiene un coste. Simplemente por el hecho de que el material que se usa para hacer esa pieza, también tiene un coste. No es lo mismo usar un hilo frágil, fácil de romper que no tiene consistencia y es más barato, que usar un hilo con consistencia, resistente, que se mantenga a pesar del uso y es elevado el precio.

Así que tanto hecho aquí como en Asia si hay calidad, hay incremento de precio. Y si quieres calidad y no hay tanta diferencia entre lo que se puede producir aquí y allí ¿por qué no fomentar la producción aquí?

Después de estas preguntas y respuestas, me queda más claro lo que me apetece consumir y ésto me lleva a hacer una reflexión sobre mi fórmula a la hora de elegir ropa y a hacer un análisis de mi armario.

¿Qué te parece esta reflexión? Si tienes alguna idea o quieres aportar algo, ya sabes que abajo puedes comentar.

Gracias por la lectura 🙂

Publicado en Moda y Estilo y etiquetado , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *