CÓMO SER CONSCIENTE DE TU ARMARIO

En el post anterior hemos visto “3 principios básicos sobre moda y estilo” dando un repaso a la relación entre ambos y formas de conectar con el estilo, haciendo que la moda sea la manera de expresión del mismo.

Ahora vamos a pasar a tratar el tema de la importancia a la hora de elegir el vestuario y cómo estas elecciones afectan de forma individual y global.

 

1- Conexión con el creador/los creadores:

Ya hemos hablado antes de que la moda es algo que te entra por los ojos, el flechazo visual. Te sientes atraído por ciertas prendas a través de que eso llame tu atención y sea de tu estilo. Por tanto, hay una conexión entre tu estilo y el estilo del creador.

⇒ La moda como expresión: Ese modelo de prenda en concreto, ha captado tu atención y esa prenda cuando el creador la hace con pasión, cuando va más allá de hacer vestuario con el fin de ser puramente comercial y ganar mucho dinero, cuando se hace realmente como vocación y el creador disfruta con lo que hace, es cuando se está poniendo en práctica los dones y talentos, pasando a ser algo expresivo.

Cuando ocurre ésto, hay una historia detrás de cada pieza, no se hace así porque sí, porque se lleva o pensando de antemano en el público sino que nace como una necesidad expresiva y con el gusto del creador. Por tanto, la persona que diseña esa prenda, está dejando mucho de sí mismo en lo que hace.

A veces son colecciones sobre un tema que se quiere explorar, y dicha colección cuenta una historia, otras veces algunas marcas no siguen colecciones y simplemente diseñan de forma atemporal pero no por ello no hay historia detrás porque cada creador, tiene una gran historia de fondo, un estilo, unas experiencias, una visión sobre las cosas y todo ello es el motor de su creación.

Así pues, detrás de cada pieza (pertenezca o no a una colección) hay una historia.
Te fascinan las películas, los libros, los cuentos, las series… todo aquello que cuenta historias pero muchas veces, no ves que la moda no es sólo envoltorio, sino que se está narrando algo con esa pieza pero no es tan obvio conocerlo si no conoces al creador o no se explica por qué está hecha así esa pieza.

 

⇒ Intercambio expresivo entre el creador y el público: Así ocurre también con otras facetas artísticas, como por ejemplo, con la música. Aquellos que crean música sin imposiciones, están expresando algo a través de las canciones. Esa canción tiene una historia detrás pero al compartirla con la gente, cada persona que la escucha, se puede sentir identificada con ella. Servirle de reflejo de su propia historia. Entonces ocurre un intercambio expresivo.

Por algún motivo eso que ofreces, resuena con determinada gente, capta su atención y se lo hace suyo. Así ocurre también con la moda. Por tanto, es relevante tener en cuenta la conexión entre el creador y la persona que adquiere ese producto.

No es sin motivo esa conexión mágica. Y es una de esas cosas que parece invisible pero ahí está, sino no compraríamos determinados artículos. Algo hace que eso que ves, te atraiga. Quizás si cada uno se interesase más por las historias de las creaciones, entendería mejor por qué eso le llama la atención.

Cuando digo que se ha perdido bastante la esencia de concebir la moda como algo expresivo, me refiero justamente a ésto. El vestirnos de forma automática sin mirar con los ojos bien abiertos.

A veces cuando he intentado explicar ésto con gente cercana me comentan que es exagerada mi visión: “qué difícil lo haces, te vistes y ya está…” pero no puedo evitar tener esta visión sobre la moda. Para mi es imprescindible la visión expresiva de la moda. Al ser una herramienta de expresión, me parece útil que se use adecuadamente.

Cuando eliges vestuario con los ojos abiertos, das vida a esa creación, estás llevando a la calle esa pieza que tiene una historia detrás. Y le añades tu propia historia.

 

2- Responsabilidad con el consumo:

Aquello que compras puede servirte como canal de expresión de lo que eres: tu estilo + moda que lo representa. O puedes comprar por otros motivos. No es que una forma sea la buena y otra la mala, sino que con una puedes comprar lo que eres y con otra quizás no. Y no pasa nada si para alguien esto no es importante. Pero no cabe duda de que gracias al consumo tienes la opción de expresar lo que eres.

La responsabilidad con el consumo, no sólo se trata de elegir lo que te sirve como expresión de tu personaje, cada uno es responsable de dónde deja su dinero. El dinero no es sólo un papel o una moneda de cambio, es una energía. Y lo que das, recibes, como sucede siempre con la energía.

Hace tiempo en una clase de historia, el profesor nos propuso comprar un libro relacionado con el temario de clase. El coste del libro era a cargo de cada alumno.

Un alumno dijo que era injusto tener que comprar ese libro y que además lo veía caro (costaba unos 18 euros).

El profesor le preguntó cuánto dinero solía gastarse él (el alumno) un sábado de fiesta.

El alumno se quedó callado. Al final dijo que bastante más de 18 euros.

El profesor respondió que él no podía obligar a ninguno a comprar ese libro. En cambio si recomendaba hacerlo ya que era muy útil con el temario que estábamos dando, pero le hizo reflexionar sobre el valor de lo que consumía.

No es que el profesor estuviera en contra de salir de fiesta, y el coste de una noche de juerga. Sino que le hizo pensar sobre lo poco que se valora, lo que tiene valor. Así pues llegamos todos a la conclusión de que el libro era barato, para todo lo que lleva detrás: las horas de trabajo, la pasión del escritor, la historia que nos cuenta, los gastos de edición, de impresión, de distribución, etc. todo 18 euros.

Quizás cuando se sabe lo que hay detrás, se valora el precio. Quizás cuando se sabe lo que hay detrás, se prioriza una forma consumo respecto a otra.

No se trata de juzgar o imponer en otra persona dónde y cómo gasta su dinero. Sino ofrecerle algo que como a este alumno, le sirvió de reflexión. Se trata de que escojas lo que escojas, seas consciente.

Estoy cansada del mismo debate con gente sobre éste tema. Me decían: “Yaaa pero es tan difícil que cambie la forma como se produce la ropa… nosotros no podemos hacer nada… muchas empresas de poder las que mueven todo, manipulación, intereses…” mi respuesta fue: “¿Quien consume?, yo, y tú, y el otro, el otro, el otro, el otro…. si los consumidores no piden nada diferente, no sucede nada diferente. Así de simple.

 

Ejemplo:

Una tienda de regalos

1- Tiene 50% de su producto procedente de creadores que cuidan lo que hacen, que no lo hacen simplemente por ganar dinero, sino como vocación o pasión.

2- El otro 50% de su producto viene de marcas que no importa cómo esté hecho (explotación, moda rápida, etc)

Si el público de esa tienda empieza a poner su atención y a interesarse por consumir producto 1 (procedente de creadores que cuidan lo que hacen), están demandando ese producto. A la tienda lo que le interesa es vender. Si acaba siendo más rentable el producto 1, quizás el consumo de esta tienda pase a ser 70% producto 1 y 30% producto 2.

Si esa tienda apuesta por los creadores que cuidan lo que hacen pero su público no se muestra receptivo y escoge siempre consumir producto 2, al final esta tienda o tendrá que cambiar su dinámica y traer más producto 2, o tendrá que cerrar.

¿Quién puede transformar la situación actual? El consumidor. Y somos cada uno de nosotros.

Porque por mucho que haya creadores que se esfuercen por hacer algo ético, precioso, cuidado, y con toda la pasión del mundo, si eso no se compra, el creador no puede vivir gracias a ese negocio.

 

Ya sabemos que vivimos una la sociedad en la que existe el dinero. Se puede hacer lo que quieras por amor al arte pero hay unos gastos mínimos que cubrir. El dinero es necesario. Y según donde enfoques el dinero, estás haciendo crecer una cosa u otra. A la vez que lo que das, recibes.

Pero es imposible consumir algo que esté 100% hecho de forma sana, ¿no? ¿Cómo saber si lo que consumo está hecho con ética y está hecho con amor? ¿Cuál es la diferencia entre moda ecológica, moda sostenible, moda ética, slow fashion y estas nuevas etiquetas sobre moda?

En el siguiente post se tratarán estos temas a fondo. Se buscarán soluciones y se ofrecerá más información sobre consumo responsable.

¿Te ha pasado eso de conectar con algún creador e identificarte con lo que hace? ¿Qué te parece el tema del enfoque del dinero? Cualquier idea no dudes en comentar abajo 🙂

Gracias 🙂

Publicado en Moda y Estilo y etiquetado , , .

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *